El packaging en la percepción de los sabores.

El packaging en la percepción de los sabores.

Aunque parezca asombroso la apariencia física de un producto puede condicionar la percepción gustativa de su contenido, y esto es así debido a un elemento denominado neuromarkenting.

¿Qué es el neuromarketing?

Consiste en la aplicación de las técnicas de la neurociencia a la investigación del marketing tradicional para averiguar sus niveles de atención, la activación o el estado emocional  del consumidor cuando aparece el producto. De este modo, se explica el comportamiento de los sujetos desde su actividad neuronal.

Con el neuromarketing se han estudiado diferentes técnicas para modificar la captación que tiene el consumidor sobre un determinado producto en el punto de venta. Dependiedo del empleo de diferentes colores o diseños, el tipo de vajilla o soporte vinoempleado, o los utensilios que se usan para consumirlos; la impresión de las imágenes, la forma de colocar el producto e incluso su cercanía a determinados olores puede llegar a determinar la percepción del consumidor a la hora de su decisión final. Un ejemplo claro lo tenemos en el vino, que es mucho más atractivo servido en una copa de cristal que en un vaso de plástico.

En el mundo del vino, los fabricantes cada vez cuidan más la etiqueta de sus botellas, ya que han comprobado que el color y estética de estas influyen directamente en su aroma.

R.J. Dolan analizó cómo se asocia mentalmente una determinada imagen al sentido del gusto y el olfato, se ha dicho que ambas se encuentran articuladas por una influencia multisensorial, pues el cerebro modula las entradas de un sistema sensorial a partir de las del otro, ambos sentidos se complementan mutuamente, dando una percepción completa del alimento. Según estudios, la detección y la intensidad de una sustancia no dependen solamente del aroma o del gusto, sino que están ligadas a captaciones visuales. Según Dolan:

“la nariz huele lo que el ojo ve”

Dede la Universidad de Oxford, Charles Spence, junto con otros investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia, han realizado un estudio acerca de este fenómeno; en el citado examen, se explica como el color de los recipientes son capacaces de enaltecer los atributos de los alimentos que contienen, así su sabor u aroma. De esta forma se infirió que:

  • El sabor y aroma del café aumenta servido en un envase de color marrón.
  • Si un envase es rosa, su contenido se percibe más dulce.
  • El sabor a limón se advierte con más intensidad en recipientes amarillos.
  • Colores fríos en recipientes para líquidos, sacián mejor la sed injiriendo su contenido que los que se exteriorizan con colores cálidos.
  • El chocolate caliente sabe mucho mejor en una taza de color naranja o crema.

Algunos productos han sufrido rechazo por utilizar un color o unas características inadecuadas, así la famosa marca Coca-cola en 2011 lanzó un nuevo formato de sus latas en color blanco, esto provocó muchas quejas en los consumidores que alegaban que el sabor había cambiado, aun cuando su fórmula tradicional había sido inalterada.

Coca-Cola. En el año 2011 crearon una lata donde predominaba el

Estos estudios derivaron, definitivamente, en que el packaging puede cambiar la percepción de los sabores y que el color de los recipientes tiene la importante capacidad de alterar la percepción del sabor de un producto. Este tipo de investigaciones son importantísimas a la hora de comprender o intuir por qué un consumidor prefiere un determinado producto a razón de su aspecto o estilo de marketing que guarda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies