Comercial Jimara y COVID-19. Seguimos abiertos via online y telefónica. Haz tu pedido o solicita presupuesto. Servimos a toda España en 24/48h
 

De la nieve de las montañas a las industrias refrigeradoras: los orígenes del helado

De la nieve de las montañas a las industrias refrigeradoras: los orígenes del helado

Algunos escritos pasan por la idea de que fueron los chinos los que confeccionaron los primeros helados. Según algunos autores, el primer postre helado era un jarabe congelado que incorporaba una mezcla entre nieve que era traída de las montañas y frutas con miel.

Por otro lado, en las cortes de Babilonia, también se consumían bebidas heladas o enfriadas con nieve o hielo. Sus sucesores, los persas, poseían técnicas para almacenar el hielo en grandes refrigeradores fabricados con elementos naturales. Los persas inventaron un postre que contenía agua de rosas y fideos (faludeh) y bebían una especie de jarabe que se enfriaba con nieve llamado Sherbets (de donde proviene la palabra sorbete).

En Grecia y la Antigua Roma, en ocasiones, se consumía la nieve como alimento sobre todo se utilizaba para la elaboración de bebidas y manjares fríos. Ya el emperador Nerón consumía nieve procedente de las montañas albanas, que se mezclaba con agua de rosas, miel y frutas.

No se sabe exactamente cuál es el origen exacto de los helados, pero sí que fue Marco Polo quien lo difundió e introdujo en el Imperio romano tras veinte años de viaje por el Lejano Oriente. El consumo de los antiguos helados estaba reservado a ilustres personalidades o a personas de la cúspide de la pirámide social debido a la dificultad que acarreaba su obtención por la insuficiencia de medios en aquellos tiempos.

Se escribe que con el comienzo de la Edad Moderna los helados aparecen por primera vez en Italia. Su preparación era bastante dificultosa ya que se refinaba el hielo a mano y se colocaba en un gran recipiente añadiéndose después leche, azúcar y aroma. Todo se mezclaba a mano y no había refrigeración para conservar el producto congelado, por lo que debía servirse inmediatamente después de elaborarse.

Según algunas referencias, en Florencia, el arquitecto Bernardo Buontalenti, al servicio de los Médicis, inventó el gelato, dando un poco más de sustancia a lo que ya se hacía, enriqueciendo la receta con crema. Se dice que su extensión al resto de Europa tiene lugar cuando Catalina de Médicis, se casa en 1533 con Enrique de Valois, duque de Orléans y futuro rey de Francia. En 1625, se introdujo en Inglaterra cuando María Enriqueta, nieta de Catalina se casa con Carlos I de Inglaterra y desplaza junto a su séquito a un cocinero de la corte.

A mediados del siglo XVII, se inventó en Italia una máquina para homogeneizar frutas, azúcar y hielo de la que se obtenía una crema helada similar a la del helado contemporáneo. En el siglo XVIII los vendedores ambulantes italianos propagaron el helado por toda Europa y llega a América del Norte. En el siglo XIX, se inventa la primera heladera automática en EE.UU y poco a poco se mejoró en las técnicas de enfriamiento. En 1851, se fundó la primera empresa productora de helados de Estados Unidos. Posteriormente y poco después el helado se convertía en el postre más popular del mundo al adquirir carácter comercial e industrial a finales de siglo.

El gran desarrollo que ha tenido el helado a través de la historia muestra cómo ha sido un producto deseado y codiciado por la mayoría de la gente. Su receta ha ido evolucionando conforme han mejorado las tecnologías y se han perfeccionado tanto las técnicas de refrigeración como las investigaciones científicas en relación con el sabor y mejoras en su receta.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar