Producción y Consumo Responsable, cuatro claves para conseguirlo

produccion y consumo responsable, claves para conseguirlo

Producción y Consumo Responsable, cuatro claves para conseguirlo

La Producción y Consumo Responsable constituyen un Objetivo de Desarrollo Sostenible crucial ya que, para conseguir un crecimiento sostenible del planeta, es fundamental velar por una gestión adecuada de los recursos, además de mejorar el tratamiento de los residuos. Hoy exploramos algunas de las posibles soluciones para poder conseguirlo.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen un conjunto de 17 medidas específicas, establecidas en 2016 como punto de partida para establecer políticas capaces de mejorar la igualdad, luchar contra la pobreza extrema o la desigualdad económica. La principal premisa es que los países adheridos logren implantar medidas impulsoras capaces de garantizar su cumplimiento, dictados en la Agenda 2030

Producción y consumo responsable soluciones

Entre las variables más destacadas, se encuentran las siguientes:

Comercio de proximidad: apostar por los productos locales garantiza que estamos velando por su huella ecológica, ya que todo lo que consumimos tiene un coste de producción, distribución y transporte. También es positivo optar por el comercio justo ya que, para determinados tipos de productos, implica que esas organizaciones son respetuosas con el medio ambiente y los derechos humanos.

Reciclaje: es de suma importancia poder gestionar este tipo formatos de manera adecuada. Por ello, apostar por artículos que no contengan embalajes tendrá un impacto positivo en el ecosistema. En el caso de adquirir vidrios, es importante seguir reutilizándolos frente a optar deshacernos de los mismos de forma frecuente.

Compras: planificarlas es un punto muy relevante. Se estima que la población mundial desaprovecha más de 1.300 millones de alimentos de los que 7,7 millones de toneladas se corresponden con España, siendo el hogar el principal punto donde se generan. Estos desperdicios generan un consumo excesivo de recursos que, además, ha de medirse por la huella ambiental que implica su distribución. Por tanto, es fundamental adquirir sólo lo necesario para el consumo.

Bolsas compostables: la gestión de determinadas materias primas como el plástico está provocando importantes secuelas en el ecosistema. Por ello, el empleo de las bolsas compostables, además de ser reciclables, favorece su descomposición en contacto con el entorno, al igual que los cubiertos.

Productos electrónicos: es crucial vigilar las etiquetas energéticas de los mismos, ya que no todos consumen por igual. En el caso de la iluminación, es muy positivo optar siempre por las bombillas LED.

Un pequeño cambio en los hábitos actuales puede generar importantes resultados a medio plazo para que todos disfrutemos y aprovechemos los beneficios que el medio ambiente tiene para nosotros. ¡Únete a esta buena causa!

 

No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar