EL PLÁSTICO PET

EL PLÁSTICO PET

El tereftalato de polietileno (más conocido por sus siglas inglesas: PET) es una tipología de plástico con un uso muy expandido en la industria de las bebidas y de los envases de un solo uso para alimentación.

En 1941 dos científicos británicos Whinfield y Dickson descubrieron este tipo de material y lo patentaron para la fabricación de fibras. No obstante, a partir del año 1976 fue cuando mayor camino se abrió con el embotellado de bebidas carbonatadas.

El PET fue bien acogido por sus múltiples propiedades, así, su alta resistencia y pureza, añadiendo su valor de transparencia hicieron de él un producto tenaz y versátil con una buena valoración universalizada. Entre otras características destacan también su aguante al calor y la poca absorción de agua, también la resistencia al ataque de bacterias u hongos.

Entre otras ventajas, las que más nos interesa conocer son:

  • La atribución de propiedades únicas, tales como claridad, brillo, transparencia, facilidad para serigrafiado, microondabilidad, resistencia a altas temperaturas, etc.
  • La posibilidad de reciclaje, dando lugar a otro material que se conoce como RPET, el cual no podría emplearse para la alimentación por el empleo de temperaturas que no son lo suficientemente altas en el proceso que aseguren la esterilización del producto.

El PET es un material muy resistente a la biodegradación por la naturaleza de sus moléculas y su alto grado de cristalinidad; sin embargo, sí puede ser degradado mediante un proceso químico modificando su estructura molecular para reutilizar el material para un nuevo producto u obtención de combustibles.

Hace relativamente poco tiempo, un grupo de científicos del equipo del Instituto de Tecnología de Kyoto y la Universidad de Keio, descrubireron una bacteria capaz de degradar el plástico PET (Ideonella sakainesis). Estos investigadores aseguran que la bacteria podría biodegradar PET en seis semanas si la temperatura se mantiene a 30º.

Con todo, el PET como material innovador está en auge y en la actualidad cada vez más se están abriendo nuevos campos de aplicación, desarrollándose botellas PET de alta calidad y reducido peso, también se ha generalizado su uso en envases desechables o vasos de un solo uso cuyo uso está muy de moda gracias al impulso que está teniendo el suministro, en hostelería, de nuevas bebidas como batidos de helados, zumos de frutas, smoothies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies