Nuevas tendencias en packaging: los envases compostables

biodegradable-innovations-composting

Nuevas tendencias en packaging: los envases compostables

Actualmente, debido a los problemas de contaminación y los padecimientos que sufre el medio ambiente debido al consumo, se hace cada vez más necesario buscar alternativas para que los envases que consumimos sean lo menos perjudiciales posible para nuestro entorno natural.

Estas exigencias de protección han hecho que se desarrollen nuevos tipos de envases que no sean tan nocivos con el medio ambiente.

No obstante, existe mucha confusión respecto a algunos conceptos. No es poco usual que se utilicen como sinónimos términos como “degradable”, “biodegradable”, “compostable”, etc.

Sin embargo, debido al auge de estas nuevas tendencias, es preciso delimitar el significado de estos conceptos y establecer, en base a su definición, las características de cada uno.

En primer lugar, hay que partir de la base de que los envases “degradables” son todos aquellos que se descomponen a partir de un agente determinado. En ese sentido, los envases únicamente “degradables” no tienen porqué ser ecológicos, es decir, no tienen porqué proteger el medio ambiente.

 

 

BIODEGRADABLE

 

Como ya hicimos referencia en algunas publicaciones anteriores, os envases biodegradables son aquellos que se de scomponen a partir de elementos naturales al entrar en contacto con el medio ambiente. Es decir, se degradan por la acción de agentes biológicos, frente a la generalidad de los meramente “degradables”. Estos agentes pueden ser plantas, animales, organismos naturales, condiciones meteorológicas, etc.

Cualquier envase puede ser, pues, biodegradable. Sin embargo, lo realmente importante para la sostenibilidad es saber el tiempo que se toma cada envase para descomponerse en el medio ambiente.

 

COMPOSTABLE

 

De esta forma, dando un paso más grande que los envases biodegradables surgen los envases compostables. La diferencia sustancial entre uno y otro se asienta en

el tiempo de descomposición y en las características propias del mismo.

Los envases compostables tienen la peculiaridad de que pueden biodegradarse en un lapso de tiempo mucho menor gracias a los agentes naturales. La descomposición de estos materiales tiene que ser semejante a la del resto de materia orgánica: es decir, igual tiempo requeriría para descomponerse una hoja que un envase compostable del mismo tamaño.

Así, un envase compostable es necesariamente biodegradable, mas un envase biodegradable no tiene porqué ser compostable.

Además de lo anterior, para que a un envase se le considere compostable, debe reunir una serie de exigencias.  En cuanto a su composición, estos deben tener un límite respecto de su contenido de metales pesados y/o sustancias tóxicas; como hemos dicho deben ser biodegradables y ser capaces de desintegrarse físicamente.

 

No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias, mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar